Está ubicado al poniente de la población en el barrio del mismo nombre, es otra bella joya arquitectónica neoclásica correspondiente al siglo pasado, fue bendecida el 11 de diciembre de 1912.

Está dedicada a la Natividad de la Virgen María, por lo que su fiesta religiosa se celebra con la quema de la “sirpe” el 8 de septiembre.

Su bella fachada está construida en cantera de color rosa y consta de dos cuerpos y un ábside, así como de una torre de bella construcción. En el primer cuerpo es posible ver la gran puerta de arco de medio punto con columnas pareadas a ambos lados y capiteles toscanos rematados por una cornisa doble. En el segundo cuerpo se observa la ventana rectangular del coro con cornisa con el mismo orden de columnas pareadas. El remate es un ábside circular con cornisa que ostenta dos macetones a los lados y al centro una cruz.

La torre está detrás de la fachada, es un solo cuerpo con pilastras adosadas y cornisa recortada, su cúpula es de tambor.

El interior de la iglesia es sencillo y austero, consta de una sola nave; el altar mayor tiene columnas de decoración de cantera y las paredes y bóvedas ostentan decoración sencilla de pintura al óleo.

No hay comentarios

Dejar respuesta